Prosiguen los trabajos para descentralizar a la curia romana

Todas las noticias

El Papa y el “C9” reflexionan sobre selección y formación del personal

En la reunión entre Francisco y sus consejeros, la «descentralización» de la Curia romana. El cardenal O’Malley insiste en la importancia de escuchar a las víctimas de los pederastas 

El Papa y el “C9” reflexionan sobre selección y formación del personal


Pubblicato il 26/04/2017
Ultima modifica il 26/04/2017 alle ore 14:40
CIUDAD DEL VATICANO

La selección y la formación del personal, tanto de clérigos como de laicos, ocupó gran parte de la última reunión del consejo de los nueve cardenales (el llamado “C9”) que ayudan al Papa en el gobierno de la Iglesia universal y en la reforma de la Curia. La reunión comenzó el pasado lunes 24 y concluye hoy, miércoles 26 de abril. La «descentralización» de la Iglesia y el «ervicio» de la Curia a las Conferencias Episcopales nacionales volvió a estar entre los temas de discusión. El cardenal Sean O’Malley, que guía la Comisión Pontificia para la tutela de los menores a la que recientemente renunció una sobreviviente de abusos, Marie Collins, insistió en la necesidad de escuchar a las víctimas de los sacerdotes pederastas.

Durante estos meses ha tomado «cuerpo la nueva constitución apostólica» que sustituirá a la vigente “Pastor bonus”. «Ya se ha hecho bastante trabajo», pero «todavía no hay fechas» para la redacción y publicación de la nueva constitución, según indicó Greg Burke, director de la Sala de Prensa vaticana. El Papa participa en las reuniones «escucha y hace muchas preguntas». 

 

Durante las discusiones se hicieron «nuevas consideraciones sobre los diferentes dicasterios de la Curia: en particular prosiguió la discusión sobre la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (Propaganda Fide) y sobre el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización», refirió en una rueda de prensa Burke, pero todavía, indicó, no se han previsto nuevas “fusiones” como las que permitieron el nacimiento de dos nuevos dicasterios: para el Servicio al Desarrollo Humano Integral y para los Laicos, la Familia y la Vida. Tampoco se prevén «grandes cambios». Los cardenales, continuó Burke, también estudiaron los textos que propondrán al Santo Padre sobre el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos y sobre los tres tribunales: la Penitenciaría Apostólica, el Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica y el Tribunal de la Rota Romana. 

El “C9” también está analizando «la selección y la formación del personal al servicio de la Santa Sede, laicos y clérigos», indicó el vocero vaticano, pero precisó que, en tres diferentes momentos de esta sesión de trabajo, «participaron oficiales y superiores de la Secretaría de Estado, del Consejo para la Economía y de la Oficina del Trabajo de la Sede Apostólica». Por la Secretaría de Estado, estaban presentes monseñor Angelo Becciu, monseñor Paul Richard Gallagher y monseñor Jan Romeo Pawlowski; por parte del Consejo para la Economía, además del cardenal presidente Reinhard Marx (y miembro del “C9”), «intervino el profesor Franco Vermiglio, miembro del mismo Consejo». En nombre de la Oficina del Trabajo de la Sede Apostólica, intervinieron monseñor Giorgio Corbellini y el abogado Salvatore Vecchio. A los periodistas que preguntaron si se prevén nuevos contratos, «hablaría más de formación que de selección», respondió Burke, puesto que «no están previstas nuevas asunciones». 

 

«Otro tema importante que afrontó el Consejo de los Cardenales fue la relación entre las Conferencias Episcopales y la Curia romana», dijo el director de la Sala de prensa de la Santa Sede, quien precisó que, en particular, se insistió en el «servicio» que la Curia puede ofrecer a las Conferencias Episcopales. 

 

Dos miembros del “C9” hicieron una relación sobre los temas que les competen: el cardenal George Pell dio información sobre «el trabajo de la Secretaría para la Economía, por él presidida, con especial atención al monitoreo sobre el presupuesto del año actual», con procedimientos que, explicó Burke respondiendo a una pregunta, no prevén la publicación de documentos oficiales. El cardenal Sean O’Malley habló ante el Consejo sobre el trabajo de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores, con particular atención en los programas de educación global, la última reunión plenaria y las visitas a diferentes dicasterios. Durante la plenaria, precisamente, Marie Collins, mujer irlandesa que cuando era niña fue víctima de un sacerdote pederasta, presentó su renuncia, después de que pocos meses antes hubiera suspendido su participación otra víctima que formaba parte de la Comisión, el inglés Peter Saunders. El arzobispo de Boston «insistió en la importancia de contar con la voz y con el “input” de las víctimas en la comisión... de qué manera todavía hay que definirlo». 

 

La próxima reunión del Consejo de los Cardenales se llevará a cabo del 12 al 14 de junio de este año. 

www.vaticaninsider.it