La perseverancia en la fe con humildad nos salva

Todas las noticias

                              LA HUMILDE PERSEVERANCIA NOS SALVA

 

  Jesús,Rico en misericordia, que se despojó de su rango divino para hacerse un esclavo, humillado y torturado hasta dar su vida por nuestra salvación, nos pide perseverar en el bien y en la fe  hasta el final.

        Nada sucede sin la voluntad de Dios,  ello es un misterio que no  alcanzamos a comprender, más lo aceptamos, con humildad por la fe.

  A los agoreros del fin de mundo les enseña que fenómenos naturales (terrestres, celestes, etc) y provocados (hambre, epidemias) no indican el fin del orden creado.       Nos enseña el divino Maestro que por la fe en él padeceremos persecuciones, traiciones en el mismo seno familiar y hasta odio y muerte; entonces nos manda y nos da su gracia para perseverar sin abdicar de nuestro amor y fe en Él: ¡Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia porque de ellos es el Reino de los Cielos: ¡La constancia vence, la humildad dignifica, la fe operante salva!

  Hoy cada cristiano debe vivir y ser testigo de Cristo que no vino a ser servido sino a servir, privilegiando al pobre, al enfermo, al pecador, al excluido para levantarlo.

  La auténtica fe no busca privilegios; en la noche oscura sabe que Dios sostiene su vida y en los peores tormentos se digna glorificar y alabar a Dios, Dueño de la Vida.