Gracias a Dios, promesa cumplida: donación de casa sismoresistente

Todas las noticias

Promesa cumplida: Casa sismoresistente ya está anclada en Muisne.

La bendición será el domingo 19 de noviembre a las 8: 30.


(Redacción.  Compromiso cristiano parroquial).- Sobre las 12: 00 del sábado 21 de octubre, el equipo de 6 obreros desplazados el viernes anterior desde Quito a Muisne continental -un  cantón de la provincia de Esmeraldas (Ecuador)-, daban el último toque de su trabajo finalizando el anclaje de la casa sismoresistente sobre la plataforma de 16 columnas de hormigón armado construidas para el efecto, en un terreno del periférico barrio “Pueblo Nuevo”, llenando de alegría a la familia Montaño Flor, beneficiaria de esta obra en donación.

¿Quién es la Familia Montaño Flor?

  Oriunda de Muisne, está conformada por 5 miembros. Su madre, Doña Angélica es catequista en “Pueblo Nuevo” de su parroquia “San Luis Gonzaga”. El padre es agricultor y sus hijos aún son infantes. Ellos perdieron su casa en el fuerte sismo (magnitud 7, 8°) del 16 abril del 2016 que causó muerte y destrucción en las provincias costeras de Esmeraldas y Manabí.


La familia Montaño Flor con los obreros luego de instalada la casa


    La familia fue propuesta por el párroco de Muisne, el P. Julio, que conoce la realidad de su rebaño. Agradecemos a él su gestión como también a la hermana Angélica misionera pro tempore en la Isla, como también al ingeniero Perdomo que bondadosamente nos asesoró y al señor albañil que bajo su guía construyó las bases de hormigón armado sobre las que descansa la casa.

   Santa Rita, tu parroquia solidaria.

   Ante la grave devastación sufrida por nuestros hermanos del litoral, nuestra parroquia se organizó junto a su párroco, P. Guido Bass e inició jornadas de oración y acción social.


P. Félix y P. Guido celebrando la Sta. Misa con peregrinos ritenses en el lugar destinado para la casa

   Desde mayo del 2016 iniciamos colectas para reunir fondos que nos permitieran ayudar a una familia damnificada de forma efectiva y con dignidad.

   La parroquia se unió para organizar en coordinación con su párroco, también, ferias de “Comida costeña”, con dichos fondos pudimos ayudar a otra familia damnificada de Manabí, cuya hija fungía como catequista ritense.

   Otro frente pastoral colectó víveres y ropa que también se destinaron a nuestros hermanos en desgracia.

   Nuestra parroquia atendió y ayudó a varias familias desplazadas por la necesidad a Quito. La solidaridad se efectivizó con víveres, ropa y dinero.

   Donar una casa sismoresistente.

   Desde el día del terremoto (16 abril 2016) y conociendo la alta probabilidad sísmica de Esmeraldas, optamos por donar un modelo de casa adecuada para el medio y sus circunstancias.

    Los fondos se iban reuniendo en las colectas parroquiales que empezaron en mayo del 2016 y luego de barajar varias opciones, nos decidimos por una en concreto: un modelo de casa liviana que fabricaba una empresa afincada en nuestro barrio Santa Rita.

  Características de la casa


    La casa tiene un peso de 1 tonelada y media, su área es  de 47 mts2 , con una estructura  fabricada en perfiles de hierro,  techo tipo galvalume y paredes modulares. En su división interna se observan: una sala comedor, una cocina amueblada, una sala de baño con todos sus instrumentos y 2 habitaciones. Está sujetada con pernos sobre una plataforma de 16 columnas de hormigón armado a unos 60 ctms sobre la superficie.     

 

Detalle de la cocina amueblada.


   El precio total de la obra sobrepasó los diez mil dólares, de ellos el 72 % se obtuvo en colectas parroquiales ritenses y el 28% restante lo donó nuestro párroco.

   El P. Guido, sostiene que siempre hay que dar cosas que añadan valor o que estén a la par con la dignidad de las personas, por ello descartó otro tipo de vivienda como aquella de caña guadua y latas de zinc, que constituyeron “la solución” de otras instituciones.

    ¡Alabado sea Jesucristo!