Excomunión automática para curas pederastas

Todas las noticias

SI SE APLICA EN CASOS DE ABORTO O MATRIMONIOS FALSOS, ¿POR QUÉ NO LOS ABUSOS?, PREGUNTA

El arzobispo de Johannesburgo plantea la excomunión automática para curas pederastas

Como respuesta a la "indignación palpable" que sienten los fieles por los agresiones a menores

Cameron Doody, 31 de octubre de 2018 a las 18:04
El arzobispo de Johannesburgo, Buti Tlhagale  
Existe una indignación palpable contra la jerarquía de la Iglesia católica por su complicidad, por su silencia y por sus encubrimientos

(Cameron Doody).- Para los curas pederastas, excomunión latae sententiae. Eso es lo que ha planteado el arzobispo de Johannesburgo, monseñor Buti Tlhagale, quien ha sostenido que "cuando se descubre que un sacerdote ha abusado de un niño, eso debería incluirse en la lista de aquellos actos que provocan la excomunión automática".

"En la Ley Canónica, la procura de un aborto por un sacerdote, o con la ayuda de un sacerdote, conlleva una excomunión automática, latae sententiae", recordó el obispo sudafricano en su homilía el pasado sábado a nada menos que a nuevos curas de la diócesis en su ordenación sacerdotal.

"Si un sacerdote se casa mientras mantiene votos, esto provoca una excomunión automática", continuó, antes de explicar que "el punto al que me estoy dirigiendo es que quizás el abuso de menores por parte de un sacerdote, considerando su gravedad moral, tal vez debería considerarse como una excomunión automática".

Tras recordar que la ordenación tenía lugar en el contexto del mediático juicio de un pastor protestante, Tim Omotoso, acusado de 63 delitos de violación, tráfico de personas y crimen organizado, monseñor Tlhagale reconoció que los escándalos sexuales que involucran a líderes cristianos despiertan entre la sociedad "sentimientos crudos de ira, de indignación, de amargura, de frustración [y] de odio", y entre los curas y creyentes en particular, "incluso de odio a sí mismo".

Avivan "deseos de represalia" y sentimientos "de traición, de deslealtad, de infidelidad, de encubrimientos, de un siniestro abuso de poder y de engaño", continuó el prelado, ante los cuales es preciso que la Iglesia actúe.

"Existe una indignación palpable contra la jerarquía de la Iglesia católica por su complicidad, por su silencia y por sus encubrimientos", reconoció Tlhagale, "por apartar y esconder a los perpetradores a expensas de las víctimas". Y de ahí entra su propuesta de castigar a los religiosos pederastas con la pena máxima de la que dispone la Iglesia: la excomunión automática.

Con todos los escándalos de abusos en la Iglesia católica, "se hace la pregunta: '¿En quién se puede confiar?'", lamentó el obispo, antes de reconocer que "el halo del sacerdocio católico se ha roto".

www.religiondigital.com