Conciencia contra la pedofilia de ministros ordenados

Todas las noticias

FUNDADOR DE LA ASOCIACIÓN METER, QUE LUCHA CONTRA LOS ABUSOS A MENORES

Padre Di Noto: "La Iglesia no es una multinacional de sacerdotes pedófilos, el problema es global"

"La cercanía del Papa a las víctimas es acto profético, de pastor, que todos los obispos deben imitar"

Vatican News, 19 de febrero de 2018 a las 17:45
Di Noto, junto a imágenes de niños abusadosAgencias  

Digamos inmediatamente una cosa: es gravísimo que un sacerdote pueda abusar de un niño, sobre esto no hay ninguna duda. Pero ningún bautizado y ningún hombre, debería permitirse hacer daño a una pequeña criatura

(J. B./Vatican News).- "La cercanía del Papa a las víctimas es un gesto a imitar por todos los obispos del mundo", afirma el padre Di Noto, presidente de la Asociación Meter contra la pedofilia, sobre la confirmación de que Francisco se encuentra cada viernes con víctimas de abusos.

"La pedofilia es el mal del siglo", denuncia, en una entrevista con Vatican News, mostrándose sumamente crítico con el hecho de que un solo sacerdote pueda abusar de un menor. Con la misma crudeza, sostiene que "la Iglesia no es una multinacional de sacerdotes pedófilos, el problema es global".

Para Fortunato Di Noto, los encuentros papales con las víctimas de abusos suponen "un gesto de amor y cercanía que deberíamos hacer todos". "Francisco cumple un acto profético, de pastor. Y todos los obispos del mundo deberían imitarlo, demostrando así que existe una Iglesia capaz de un signo para superar la hipocresía que rodea este fenómeno obsceno", subraya.

El abrazo se suma a la denuncia, "como la que haremos en la plaza de San Pedro el próximo 6 de mayo, con ocasión de la 22 Jornada por los niños víctimas de la violencia y de la explotación", recalca el religioso.

"Digamos inmediatamente una cosa: es gravísimo que un sacerdote pueda abusar de un niño, sobre esto no hay ninguna duda. Pero ningún bautizado y ningún hombre, debería permitirse hacer daño a una pequeña criatura", sostiene. "Son millones los niños involucrados", apunta, advirtiendo de la tentación de caer en el "equívoco" de "considerar la Iglesia como una multinacional de curas pedófilos".

"El problema es global y debe ser afrontado, no con las declaraciones de buen sentido, sino con acciones concretas que involucren los Estados, los cuales aun no han dado respuestas adecuadas", apunta Di Noto, quien constata que "la Iglesia fue una de los pocos sujetos a dotarse de instrumentos de intervención eficaces. Si bien aún hay sombras, como siempre ha dicho el Papa Francisco".

www.religiondigital.com