Abusos sexuales a menores en la Iglesia alemana: callados, silenciados, negados

Todas las noticias

"DURANTE AÑOS MIRAMOS HACIA OTRO LADO", LAMENTA EL CARDENAL REINHARD MARX

La Iglesia alemana muestra su "vergüenza" por haber "negado, ignorado y silenciado" los abusos

"Se debe decir bien claro: el abuso sexual es un delito. Los culpables deben ser castigados"

C. Doody/Agencias, 25 de septiembre de 2018 a las 20:07
Protesta contra los abusos en la Iglesia alemanaAgencias

En el informe elaborado por encargo de la Iglesia, se documentan 3.677 casos de abusos sexuales cometidos por 1.670 religiosos desde 1946 hasta 2014, en su mayoría a menores de 13 años

(C. Doody/Agencias).- "Durante demasiado tiempo, en esta Iglesia los abusos han sido negados, ignorados y silenciados. Por este fallo y por todo el dolor causado pedimos perdón". El cardenal de Múnich y presidente de los obispos alemanes, Reinhard Marx, se ha disculpado este mediodía por los abusos sexuales en la Iglesia católica germana, mientras que el movimiento de reforma 'Somos Iglesia' ha reclamado del Estado un mayor control sobre las instituciones eclesiásticas, y hasta la creación de un Ministerio de Protección a las Víctimas.

De esta forma, la Conferencia Episcopal Alemana admitió su "vergüenza" por haber "ignorado durante años" a las víctimas de la pederastia y expresó su determinación a que sean "castigados" los autores de unos abusos que no forman parte del pasado, sino que persisten en la actualidad.

"Durante años miramos hacia otro lado", reconoció el cardenal Marx, al presentar el informe elaborado por encargo de la Iglesia, en el que se documentan 3.677 casos de abusos sexuales cometidos por 1.670 religiosos desde 1946 hasta 2014, en su mayoría a menores de 13 años.

"Se debe decir bien claro: el abuso sexual es un delito. Los culpables deben ser castigados. Esto no puede quedarse sin consecuencias, los afectados tienen derecho a que se haga justicia", agregó el purpurado.

"Lo documentado aquí es la punta del iceberg", afirmó Harald Dressign, profesor del Instituto Central para la Salud Espiritual de la Universidad de Mannheim, una de las tres implicadas en la investigación.

No se trata de casos o delitos "históricos", cometidos en el pasado, sino que persisten en la actualidad, prosiguió el catedrático, según el cual hay "problemas estructurales" que deben subsanarse en la Iglesia.

Para dos tercios de las víctimas, los ejecutores de los abusos eran sus confesores o curas con los que mantenían algún tipo de vínculo religioso.

El informe documenta situaciones de abusos tanto a muchachos como a muchachas, incluidos casos de penetración vaginal o anal, detalló el catedrático.

Marx (c), en la presentación del informe


Según reconoció el cardenal Marx, la Conferencia empezó con la tarea de abordar "en serio el problema", a la luz de los escándalos revelados en Estados Unidos y otros países, pero hasta ahora se consideró que se trataba de actos "individuales".

La magnitud de los casos revelados por el estudio demuestra que esa consideración es "insuficiente", dijo el cardenal, mientras que el catedrático habló de un posible problema "sistémico" en el seno de la Iglesia.

El contenido del estudio fue avanzado parcialmente por varios medios alemanes hace unas semanas, adelanto que la Iglesia lamentó en ese momento, al tiempo que se recordaba que el propósito de la Conferencia Episcopal era presentarlo en toda su dimensión.

La Conferencia Episcopal Alemana encargó ese estudio a las universidades a raíz del escándalo de los abusos sexuales que sacudió a la Iglesia Católica alemana en 2010, lo que generó una crisis de credibilidad para el catolicismo alemán.

En marzo de 2011 la Iglesia Católica ofreció pagar una indemnización de 5.000 euros a cada una de las víctimas de abusos sexuales, con posibilidad de aumentar esa cantidad para los casos más graves.

Cerca de un millar de víctimas de abusos sexuales por parte de representantes de la Iglesia Católica formalizaron a continuación su petición de una indemnización por los abusos sufridos.

La Iglesia Católica es la principal confesión, junto con la Evangélica, en Alemania, con unos 24 millones de creyentes cada una.

Marx pide perdón por los abusos


'Somos Iglesia' pide al Estado un Ministerio de Protección a las Víctimas

Mientras tanto, el movimiento católico alemán "Somos Iglesia" ha exigido que el Estado ejerza mayor control sobre las instituciones eclesiásticas en aras de evitar que se repitan nuevos escándalos de abuso y violencia contra menores.

"Se podría pensar por ejemplo en un nuevo Ministerio de Protección a las Víctimas, para que en el futuro los organismos estatales puedan tener una visión más cercana de las Iglesias", señaló en declaraciones a la agencia dpa Christian Weisner, portavoz de Somos Iglesia (Wir sind Kirche).

El portavoz de la organización señaló que ya en otros países se había demostrado que era muy necesario crear "órganos de investigación oficiales e independientes" que no estuviesen sometidos a la soberanía de la Iglesia.

Coincidiendo con la celebración de la Conferencia Episcopal Alemana, que tendrá lugar esta semana en la ciudad de Fulda, la cúpula de la Iglesia católica germana tiene previsto presentar un estudio sobre abusos a menores en el seno de la institución.

Son los "afectados" los que deben estar en el foco

Los resultados del informe, que ya fueron avanzados hace días por la prensa alemana, causaron una gran conmoción en el país.

El cardenal de Colonia, Rainer Woelki, anunció este fin de semana que se iniciaría una investigación independiente para arrojar luz sobre los abusos a menores perpetrados en la diócesis. "Una institución externa debe valorar de forma independiente e integral nuestro fracaso, también el institucional", señaló el religioso en una intervención radiofónica este sábado.

Woelki admitió que los resultados del estudio avanzado días atrás son "vergonzosos" para la Iglesia.

www.religiondigital.com