¡Tú decides!

Todas las noticias

                             

                               Tu decides

           

            Cuando el galán, aunque sea un vil patán

            busca seducirte con artilugios mendaces,

            tienes en ti mismo la elección y solución:

 

            O te emborrachas con su lisonja y verborrea

            o iluminas tu ser restableciendo tu dignidad,

            aquella que no ama al mercado cual fruslería

 

            Y aunque te ofrezca el oro, timado en oropel

            y la felicidad que trocó a fuer de Narciso ser

            lo único que pretende es hacer de ti su peana

 

            Cuando el gavilán se eclipsa remontándose

            es porque ya se ha despachado a su víctima

            que fue su alimento y combustible arribista

 

            Solo tu eres el faro de tu destino, y ningún

            mortal por mágico que sea o por encantador 

            que su trova suene podrá legarte la felicidad,

 

            o el bienestar del cual dice ser gran artífice;

            es necesario que te levantes, camines y veas

            que jamás el odio ha sido vida sino muerte.

 

 

           ¡Adelante con Cristo, Señor dueño nuestro!

 

                                                                  Guido Bass